Estamos todos de acuerdo que una dieta equilibrada y una vida saludable ayudan a combatir cualquier tipo de enfermedad y en concreto las relacionadas con la salud cardiovascular.

No obstante, según el estudio de EJCN, European Journal of Clinical Nutrition, titulado “Consumo de lácteos y patrones de mortalidad en adultos australianos” , las personas que consumían una mayor cantidad de lácteos tenían un 69% menos de riesgo de sufrir una muerte cardiovascular que aquellos que en su dieta habitual no incluyen el consumo de lácteos. O lo que es lo mismo, las personas que evitan el consumo de lácteos, o las que solo consumen los mismos desnatados, tienen 3 veces el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

leche

Leche entera

Al contrario de lo que popularmente conocemos, los lácteos grasos como la leche entera, la mantequilla y el queso nunca han sido relacionados de una forma convincente con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, en realidad, disminuyen el riesgo, especialmente en los accidentes vasculares cerebrales.

Otro estudio, elaborado por la Universidad de Navarra, indica también que la leche y los productos lácteos tienen efectos beneficiosos sobre la presión arterial. De 5.800 individuos, el 54% presento una reducción del riesgo de hipertensión. Se ha observado también que el calcio y la Vitamina D en la dieta favorecen también un menor riesgo de este tipo de enfermedades ya que dificultan la acumulación de grasa.

Assortment of dairy products

Productos lácteos

El consumo diario de lácteos también puede ayudar a controlar el peso y prevenir la obesidad. Esta científicamente demostrado que los niños que ingieren una mayor cantidad de lácteos, y en consecuencia un mayor nivel de calcio presentan un Indice de Masa Corporal (IMC) menor. Además es importante recordar que las proteínas lácteas ayudan a que el individuo presente una mayor sensación de saciedad, reduciendo así el consumo de otros alimentos.

Otro estudio enfocado a la diabetes tipo II elaborado por la Universidad de Lund (Suecia), indica una menor incidencia de la misma gracias al consumo de lácteos grasos diario. Ocho porciones diarias disminuyen la incidencia en un 23% en comparación con los que solo ingieren una porción diaria.

Gracias a todos estos estudios podemos concluir que el consumo de lácteos es beneficioso para nuestra salud, y en concreto lo es más para nuestro corazón así que, ¡no olvidéis que nuestro corazón es la leche! 😉

Jesús Cruz es Socio Fundador, Administrador y Director de Gestión Agro Ganadera S.L., operador Lechero con más de 20 años de experiencia en el sector del ovino en Castilla y León. Presidente de la Denominación de Origen Queso Zamorano desde 2010.
Resumen
Título
Los lácteos mejoran la salud cardiovascular
Descripción
Estamos todos de acuerdo que una dieta equilibrada y una vida saludable ayudan a combatir cualquier tipo de enfermedad y en concreto las relacionadas con la salud cardiovascular.
Autor