Leche de Oveja

Todo lo que necesitas saber

Etiqueta: proteina

Leche de oveja en tu cocina, ¿por qué no?

La leche es un imprescindible en muchos hogares de nuestro país, pero la mayor parte de la población consume leche de vaca. Pero, ¿por qué no tomar leche de oveja?

Seguro que, si acudiésemos a tu nevera o la de tu vecino encontraríamos que en la nevera, acompañando cada desayuno o en alguna de sus recetas, esta presente la leche.

Existe una ligera costumbre instaurada en la sociedad de que la leche de vaca sea la más consumida, de hecho en los lineales de los supermercados es complicado encontrar leche de otros animales, como la de oveja. Aunque con los cambios actuales que se están empezando a producir en la forma de consumo, cada vez son más los supermercados que cuentan con una pequeña muestra de leche de oveja en su sección de refrigerados.

Leche de oveja en tu cocina, ¿por qué no?

Ordeño de las ovejas

La leche de oveja cuenta con más proteínas que la del resto de animales. Si es cierto que tanto su sabor como su textura, son más fuertes que a lo que estamos acostumbrados, pero sin duda, hay que incluirlo en la dieta poco a poco, y en unos días ni notarás la diferencia.

Además, la leche de oveja es mucho más digestiva, lo que hace que su rango de tolerancia sea mayor, y encontremos más personas a las que este tipo de leche no les afecta igual que la leche de vaca.

Es rica en calcio, fósforo y potasio, además de un alto contenido en vitaminas A y E que actúan como antioxidantes en nuestro cuerpo.

Leche de oveja en tu cocina, ¿por qué no? 2

La alimentación de las ovejas es muy importante

Mucha de la culpa de que la leche tenga estos beneficios para nosotros lo tiene la alimentación de las ovejas, ya que es muy importante que el forraje juegue un gran papel dentro de ella.

Seguro que consumes leche de oveja, al igual que una gran parte de la población, pero en forma de queso. Esta es la principal forma de que la leche de oveja entre en los hogares, pero, ¿por qué no darle una oportunidad?

Cada vez son más los diferentes derivados lácteos que encontramos elaborados con leche de oveja como los yogures o el requesón. Junto con la leche puedes hacer que tu dieta sea variedad y diferentes. ¿Te imaginas un arroz con leche de oveja? ¿Una bechamel utilizando esta leche?

Leche de oveja en tu cocina, ¿por qué no? 2

Introduce la leche de oveja en tu cocina

Siempre se ha visto esta leche, al igual que la de otros animales, desde la barrera. Con esto queremos decir que se le tenía cierto “miedo” a introducir este tipo de lácteos en los hogares, pero los hábitos están cambiando.

Usar leche de oveja en tu cocina, no quiere decir que la utilices simplemente para el café de por la mañana, sino que experimentes, porque sin duda, tus platos y tu salud se verán enriquecidos. 

Beber leche era cosa de Bárbaros

La leche siempre ha sido motivo de polémica, incluso en la Antigüedad. Mientras ahora nos debatimos si beber leche en la vejez, si comercializar la leche cruda etc, antes el beber leche estaba relacionado con la clase social, era de Bárbaros.

Hace unos cuantos años, tomar leche significaba ser un bárbaro, exactamente un miembro de una cultura inferior. Pero no solo ocurría esto con la leche, sino que pasaba lo mismo con la mantequilla, que era destinada para tratar las quemaduras, pero nunca como comida.

Beber leche era cosa de los Bárbaros2

Leche y mantequilla eran alimentos de las clases bajas

Pero todo esto tenía una explicación. Los habitantes del mediterráneo tenían otros alimentos grasos, como el aceite de oliva, que les hacían no depender de las grasas animales como las mantequilla. Y a esto debemos sumarle que en aquellas épocas no contaban con los sistemas de refrigeración que ahora, por lo que con su clima era complicado mantener en buen estado los lácteos. 

Por otro lado, los pueblos celtas llegaron a buscar territorios donde establecerse que fueran óptimos para mantener una buena explotación de ganado. La leche para los bárbaros era muy importante, tanto que si alguna de sus vacas u ovejas no daba leche era considerado como una gran catástrofe.

Beber leche era cosa de los Bárbaros4

Los celtas consumían leche de sus propios ganados

La leche, como bien hemos dicho era motivo de clasismo, pero ¿el queso? En la Grecia antigua no era equiparable lo que suponía el beber leche como el comer queso. Era consumido tanto por patricios, como por plebeyos y tenían una gran variedad de quesos.  El queso se tomaba principalmente en el desayuno y era perfecto si querías hacer un regalo.

Pero no solo en la Edad Antigua pasaba esto, muchos años después los irlandeses han sido burlados por sus vecinos ingleses, ya que consumían mucha mantequilla.

Beber leche era cosa de los Bárbaros1

Cleopatra en su baño de leche de burra

Pero siempre hay excepciones, por ejemplo China, que ha pasado de ser un país donde no se consumía prácticamente leche y ahora mismo es el tercer productos mundial. 

Y nosotros nos preguntamos, si Cleopatra se bañaba en leche, tampoco sería tan malo consumirla, ¿no?

La Cuajada

La cuajada es un postre lácteo elaborado con «leche cuajada» por la acción de una proteasa, el cuajo.

El cuajo es una sustancia presente en el estomago de los mamíferos rumiantes, que contiene principalmente la enzima llamada renina, que da lugar a la coagulación de la leche, igual que en el proceso de elaboración de queso, pero en este producto no tiene lugar la separación del suero (fase líquida de la leche, agua, proteínas del lactosuero y carbohidratos).

Seguir leyendo

Los lácteos y el deporte

Los productos lácteos son una buena herramienta para cubrir las necesidades energéticas, nutricionales y de hidratación para las personas que practican deporte, ya sea de fondo o de fuerza, ya que aportan proteínas, hidratos de carbono, calcio y vitaminas. Por lo tanto, son un complemento importante en la dieta de cualquier deportista, además de aportar los siguientes beneficios al organismo:

Seguir leyendo

Intolerancia a la lactosa (III)

Los síntomas y las causas de la intolerancia y la alergia a la lactosa son diferentes, por lo que hay que diferenciarlos para poder tomar las medidas y tratamientos adecuados.

Seguir leyendo

© 2019 Leche de Oveja

Tema por Anders NorenArriba ↑