Leche de Oveja

Todo lo que necesitas saber

Etiqueta: leche desnatada (página 1 de 2)

Leche entera o desnatada, ¿cuál es más saludable?

Leche entera, semidesnatada y desnatada, son los tres tipos de leche que podemos encontrar en la actualidad en el mercado, disponibles para el consumo en nuestro país.

¿Qué diferencia hay entre ellas? ¿Cuál es la más saludable?

La proporción de grasa que incorpora es lo que las diferencia, debemos distinguir que:

  • La leche entera tiene un contenido de grasa mínimo de 3,5 gramos en 100 gramos de producto
  • La leche desnatada aportará un máximo de 0,5 gramos en cada 100 gramos de producto.
  • Y la leche desnatada tendrá un contenido de grasa entre 1,5 y 1,8 en 100 gramos de producto.
Leche ¿entera o desnatada?

Leche ¿entera o desnatada?

Como ya hemos mencionado en otra ocasiones, es uno de los alimentos más frecuentes en los hogares españoles, uno de los más completos. Es fuente de proteínas, grasa, lactosa, minerales (destacan el calcio y el yodo) y vitaminas (del tipo A, E y sobre todo D)

¿Qué diferencias encontramos entre la leche entera y la desnatada?  Ambas mantienen el mismo porcentaje de proteínas, calcio y azúcares. Pero la leche desnatada, al tener menor porcentaje de grasas, las vitaminas A, D y E al disueltas en los lípidos también se pierden.

Tendemos a pensar que es más beneficiosa para la salud la leche desnatada ya que es baja en grasa, y esto ayudará a mantener el peso. Pero esto no es del todo cierto, ya que según varias investigaciones realizadas, la leche y los lácteos con toda la grasa, podrían contribuir a mejorar ciertas enfermedades.

¿Cuáles son los lácteos más beneficiosos para la salud?

¿Cuáles son los lácteos más beneficiosos para la salud?

Y es que no todas las grasas son perjudiciales, aunque durante muchos años éstas han sido el enemigo de la salud. Por ello, es necesario que entendamos que nuestro cuerpo necesita cierto aporte de grasas para su funcionamiento.

Existen dos tipos de grasas, y es aquí donde debemos elegir de manera correcta. Las grasas saludables, poliinsaturadas y monoinsaturadas y las grasas nocivas (saturadas)

Si reemplazamos el 5% del consumo de grasas saturadas por monoinsaturadas o poliinsatauradas, puede conllevar a una reducción de aproximadamente el 13% y 27% en la mortalidad.

Grasas monoinsaturadas

Grasas monoinsaturadas

Sabiendo esto, ¿qué pasa con la leche entera? En los últimos años la evidencia científica ha señalado la posibilidad de que ésta sea más saludable que la leche desnatada.

Se han demostrado vínculos positivos entre la leche entera, y otros lácteos no bajos en grasa, con la pérdida de peso o la diabetes.

Lácteos, ¿ayudan a prevenir enfermedades?

Han sido diferentes estudios los que han revelado que la ingesta de leche y otros lácteos ayuda a prevenir enfermedades crónicas. ¿Quieres saber cuales son?

Últimamente van surgiendo muchas dudas, en torno a los lácteos y si son buenos tomarlos en las diferentes etapas de la vida. Pero ahora tenemos la respuesta: Si y además nos ayuda a prevenir diferentes enfermedades como las cardiovasculares, cáncer de colon o la diabetes tipo 2.

Lácteos, ¿ayudan a prevenir enfermedades?1

Todo esto ha sido el resultado de un gran estudio realizado por diferentes científicos europeos y estadounidenses. En él, han participado Ángel Gil, profesor de la Universidad de Granada, y Rosa Ortega, profesora de la Universidad Complutense de Madrid.

Entre las conclusiones podemos destacar que hay una relación directa, en el peso de los niños al nacer y la ingesta de leche de la madre durante el embarazo.

Durante el estudio se revisaron 14 artículos científicos sobre el papel de los lácteos en la salud y la prevención de enfermedades crónicas.

Lácteos, ¿ayudan a prevenir enfermedades?

Otro grupo del que no se olvidan en este estudio es de las personas de avanzada edad. En este caso, el consumo de leche y productos lácteos podría reducir el riesgo de fragilidad y de sarcopenia.

Estos científicos destacan también que el consumo de productos como el yogurt, especialmente los que tienen bajo contenido en grasa, favorecen la disminución del riego de padecer diabetes tipo 2.

Además, la ingesta moderada de este tipo de alimentos se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer colorrectal y de vejiga.

Lácteos, ¿ayudan a prevenir enfermedades?3

Lácteos en la vejez, ¿si o no?

El consumo de leche y derivados lácteos repercute en nuestra salud, pero quizás estemos equivocados de la forma en la que lo hace. Estos productos contienen una gran variedad de nutrientes que nos ayudan a cubrir las necesidades de nuestro cuerpo. Nos aportan proteínas, magnesio, fósforo, potasio, zinc, selenio, vitamina A, riboflavina, vitamina B12 y ácido pantoténico.

Por todo ello, no debemos dejar de consumir lácteos, algo que si alerta a los científicos que han realizado este estudio. Estos, alertan de que se está disminuyendo el nivel aconsejado de consumo de lácteos en una gran cantidad de países.

 

 

 

De los tipos de leche, ¿cuál es la mejor?

Cuando paseamos por los estantes de los supermercados encontramos diferentes tipos de leche: entera, desnatada, de crecimiento para los peques, etc. Pero, ¿cuál es la mejor para nosotros? 

Siempre ha habido debate en torno al consumo y beneficios de la leche, ya que existiendo en el mercado un abanico tan amplio, el consumidor directo tiene dudas. Llega un momento en el que no sabe cual la leche adecuada para él, o si es bueno tomarla todos los días o en etapas como la vejez.

¿Qué tipo de leche es la mejor? 2

¿Leche entera, semi o desnatadal?

¿Qué tipo de leche debo beber todos los días?

Tenemos que tener claro que la leche es un alimento básico para todas las edades. Gracias a su ingesta obtenemos un aporte completo de vitaminas y proteínas. En cuanto al tipo de leche, la entera es la adecuada, excepto para aquellas personas que, por determinados problemas con la salud, deban tomar otra de los diferentes tipos.

En caso de tener colesterol o estar a dieta, la leche entera es completamente apta, ya que el colesterol dietético que posee, nada tiene que ver con el colesterol en sangre.

¿Qué tipo de leche es la mejor? 2

Los niños de hasta 12 meses pueden beber leche de crecimiento

Pero, ¿y para los más pequeños? En el mercado encontramos leches de crecimiento, a las que se les ha reducido el contenido proteico. Las cantidad de proteínas que tiene la leche entera es demasiado elevada para ellos. Pero, hay que tener en cuenta que esta leche esta orientada para niños con más de doce meses. Incluso, a partir de tres años, hay expertos que afirmas que deben tomar leche entera.

Por último, tan de moda, nos encontramos con las leches vegetales. De ellas hemos hablado en otras ocasiones, y nosotros las denominamos como bebidas vegetales, ya que no cumplen con las cualidades básicas para poder denominarse leche.

¿Qué tipo de leche es la mejor?

Las bebidas vegetales tienen alto contenido en azúcar

Además, según declaraciones de Ana Moreno (Complejo Hospitalario de La Coruña), su aporte de proteínas es insuficiente y alguna de ellas tienen un alto contenido en azúcar.

Sin duda, pasear por el pasillo de los lácteos, en el supermercado, se convierte en toda una aventura debido a la gran variedad de tipos de leche que existen. ¿Cuál será lo próximo que nos encontremos?

¿Qué es el proceso de homogeneización?

La leche es, para muchos, el lácteo sin el que no podrían vivir. Es esencial para llevar una dieta sana, variada y equilibrada y aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. La leche sometida al proceso de homogeneización es cada vez más habitual.

España es uno de los países en los que más leche consumimos, exactamente el quinto. Hoy en día si observamos con detenimiento  las estanterías de los supermercados podemos ver como cada vez hay más lácteos elaborados con tecnologías diferentes a las que tradicionalmente conocemos.

La homogeneización es un proceso innovador con la que conseguimos evitar la perdida nutricional y conservar las características organolépticas de la leche.

¿Qué es la homogeneización?.

España es el 5º país que más leche consume

Tradicionalmente la leche que venimos consumiendo es pasteurizada. Este es un proceso químico que tiene como objetivo eliminar los patógenos para que el tiempo de vida útil de la misma, sea mayor. Sin embargo, mediante este proceso no se destruyen completamente los microorganismos y patógenos, por lo que sigue habiendo actividad microbiana y puede provocar fermentación.

La homogeneización podemos decir que es el proceso alternativo a la conocida pasteurización. Con ello conseguimos que los consumidores que demandan una leche más segura, natural y con las características nutritiva originarias, lo tengan al alcance.

¿Qué es la homogeneización?

Y os preguntareis, ¿cómo se realiza todo este proceso?

Se basa en la aplicación de altas presiones para provocar el colapso y la destrucción de las partículas de suspensión. Así conseguimos que se eliminen las células microbianas y además conseguimos que la leche tenga unas mejores características de coagulación, textura y cuerpo.

homogeneización

Por todas estas cualidades el proceso de homogeneización esta cada vez más presente en el tratamiento de la leche, con el objetivo de obtener lácteos de mayor calidad y con mayores valores nutricionales.

Seguro que todo esto te suena un poco a chino, pero seguro que la próxima vez que vayas al supermercado echarás un ojo al brik de leche y comprobarás si es pasteurizada u homogeneizada.

Desmontamos 9 mitos sobre la leche

Muchos son los mitos que habrás oído acerca de la leche y su consumo, quizás incluso más de uno puede haber salido de tu boca en algún momento. Pero, ¿es cierto todo lo que creemos sobre este lácteo? Hoy desmontamos 9 mitos sobre la leche.

1. La leche pierde propiedades tras su procesamiento.

En cualquier central lechera lo que realmente se realiza es calentar la materia prima para así poder eliminar cualquier tipo de contaminación microbiológica que pudiese tener. Además a través de este proceso, conseguimos que la duración del producto sea mucho mayor. Es así como obtenemos las diferentes variedades de leche: entera, semidesnatada o desnatada, según el tiempo de calentamiento al que haya sido sometida.

2. Los adultos no deberían consumir leche

En numerosas ocasiones hemos escuchado que solo deberíamos consumir leche en la infancia. Pero esto no es así, la leche contiene los nutrientes necesarios para formar parte de una dieta equilibrada en una persona adulta. Además aporta vitaminas e hidratos de carbono, sin olvidarnos del calcio, fósforo, zinc, sodio y potasio. 

3. ¿Leche sin lactosa? Mucho mejor

No es una afirmación falsa, pero si es cierto que la leche sin lactosa y todos sus derivados lácteos son buenos para todas aquellas personas que sufren intolerancia. Si por tu parte no tienes ningún problema y toleras la proteína de la leche deberías seguir tomando leche corriente.

9 mitos sobre la leche

Leches vegetales

4. Las bebidas vegetales son una mejor opción

Bebidas como la de soja, avena o coco son cada vez más consumidas en la sociedad por las personas intolerantes a la lactosa o por aquellas que creen que son más sanas.  Pero debemos tener en cuenta que las bebidas vegetales no tienen el mismo valor nutricional que la leche por lo que su consumo no nos aporta la misma cantidad de nutrientes.

5. El colesterol se ve afectado por el consumo de leche

Está demostrado que la leche no hace que se eleve el colesterol de las personas que la consumen de forma regular. Las grasas trans naturales que contienen los lácteos no perjudican la salud ni elevan el riesgo cardiovascular. Si sufres problemas de hipercolesterolemia dispones de leches con menos cantidad de grasas, como la semi o la desnatada.

6. Contienen antibióticos

Si has oído esta afirmación alguna vez, no debes darle ningún crédito. Está totalmente prohibido por ley que la leche tenga antibióticos, al igual que la medicación de los animales para fomentar su crecimiento.

9 mitos sobre la lactosa

Intolerancia a la lactosa

7. Si consumo mucha leche puedo tener alergias o intolerancias

Es muy importante saber distinguir entre alergias e intolerancias, ya que no son lo mismo. Las alergias son transitorias y se manifiestan por una alergia a la proteína de la vaca/oveja. Por otro lado, la intolerancia es a la lactosa de la leche, ya que el cuerpo no reabsorbe las enzimas como es habitual. La intolerancia a la lactosa afecta actualmente en torno al 30% de la población.

8. Puedo mantener un buen nivel de calcio sin consumir leche

Podemos decir que es una verdad, a medias. El calcio es un aporte necesario en nuestra dieta y es imposible cubrir la necesidad de nuestro cuerpo sin tomar leche y sus derivados como el queso o el yogurt.

9. Tiene azúcar

De las nueve afirmaciones que hemos visto, es la única verdadera. Pero no te alarmes, la leche tiene azúcar natural, nada de añadidos. El azúcar natural de la propia leche se presenta en forma de lo que conocemos como lactosa y a no ser que seas intolerante, es necesario el aporte que hace a nuestro cuerpo.

« Siguientes entradas

© 2019 Leche de Oveja

Tema por Anders NorenArriba ↑