Leche de Oveja

Todo lo que necesitas saber

Etiqueta: leche de cabra (página 1 de 2)

Leche de oveja, de cabra o de vaca ¿Cuál prefieres?

El consumo de leche animal, cada vez es menor, un 30% menos desde el año 2000; provocado por el cambio en los hábitos de los consumidores y por la aparición en el mercado de bebidas vegetales. Aún así, hay quién elige tomar cada mañana, leche de oveja, de cabra o de vaca ¿cuál prefieres tú?

En nuestro desayuno diario, no falta un vaso de leche, bien con cacao o con café, casi siempre utilizamos leche de oveja; pero también disfrutamos de la de vaca o cabra.

Las diferencias nutricionales existentes entre ellas, hacen que cada una nos aporte minerales, vitaminas distintas a nuestro organismo. Hay que tener en cuenta que el 83% de los consumidores toman, habitualmente leche de vaca.

Leche de vaca

Leche de vaca

Ésta tiene una mayor concentración de omega 6, lo que la hace muy buena para protegernos del desarrollo de posibles afecciones cardiovasculares.

De los tres tipos de leche, la que más calcio contiene es la de oveja, en ella encontramos un 80% más de calcio que en la de vaca.

Pero no sólo esto, un vaso de leche de oveja, nos aporta sodio, magnesio, calcio, hierro, yodo y fósforo; además de las vitaminas, B9, B7, B3, A, C, D, E y K.

 El aporte nutricional de este tipo de leche, aún puede ser mejorado debido a la alimentación del animal. Según un estudio realizado por el Instituto de Ganadería de Montaña, es viable esta posibilidad introduciendo las microalgas en la alimentación de las ovejas.

Los expertos convencidos que mediante este cambio puede mejorarse la leche, consiguiendo que sea aún más saludable.

Leche de oveja

Leche de oveja

¿Qué pasa con la leche de cabra? Investigadores de la Universidad de Granada, nos aseguran que es un “alimento natural funcional” cuyo consumo debería potenciarse entre la población. Sobre todo, a aquellas personas con alergia, intolerancia a la leche de vaca, colesterol o anemia entre otros.

Para este último grupo de personas, es muy beneficioso, ya que aporta mayor disponibilidad de hierro, calcio, fósforo y magnesio, lo que nos ayuda a prevenir la anemia ferropénica y la desmineralización ósea.

La composición de la leche de cabra, es similar a la de la leche materna, lo que hace que se utilice como base para la elaboración de leches maternizadas.

Leche de cabra

Leche de cabra

El consumo de esta leche nos ayuda con el colesterol, ya que tiene entre un 30%, 40% menos que la de vaca. Además, tiene mayor concentración de omega 6; es decir, es la leche idónea para protegernos del desarrollo de posibles afecciones cardiovasculares.

Cada tipo de leche animal, aporta unos nutrientes y vitaminas buenos para nuestro organismo. ¿Cuál prefieres tú?

¿Calcio natural o suplemento?

En los lineales de los supermercados, en la televisión… seguro que alguna vez has escuchado la frase “enriquecido con calcio”. ¿Qué significa realmente?

Esta frase tan de marketing ha dado vueltas y vueltas por nuestra cabeza en muchas ocasiones. ¿Qué nos intentan vender?, ¿es mejor el calcio del laboratorio que el natural?, ¿es marketing o tiene algo de verdad?

¿Calcio natural o suplemento?

Existen productos con suplementos de calcio, artificiales

Lo primero que debemos tener claro es, que es y que hace en nuestro organismo. Este componente, el calcio, es súper importante en nuestro sistema óseo, sobre todo en niños y ancianos. Pero, aquí viene el primer punto importante, para que nuestro cuerpo absorba con totalidad el calcio, es imprescindible la vitamina D. ¿Cómo te has quedado?

Aunque desde siempre hemos oído que la leche es la mayor fuente de calcio para nuestros huesos, debemos tener en cuenta que según estudios realizados, 100gr de leche tienen 124 miligramos de leche, es decir, 15,5% de la cantidad diaria recomendada. Además, esta cantidad, supone unos 0,03 microgramos de vitamina D, un 0,6 de la cantidad diaria recomendada. Este dato es lo que nos hace ver que por mucha leche que tomemos, nuestro cuerpo solo va a absorber una cantidad mínima debido a la cantidad de vitamina D que tiene.

¿Calcio natural o suplemento?2

La leche es una gran fuente de calcio.

Ahora piensa, ¿cuántas veces has leído eso de “enriquecido con calcio y vitamina D? Seguro que ahora entiendes que este reclamo es necesario porque el calcio no sabe vivir sin la vitamina D, son inseparables.

Pero como casi todo lo que lleva la palabra suplemento, nos hace pensar una cosa, ¿son realmente buenos para nuestro cuerpo? De hecho, los suplementos de calcio han sido estudiados  y los resultados no son nada esperanzadores.

Algunos de estos estudios han relacionado la ingesta de suplementos de calcio con diferentes enfermedades como riesgo de infarto de miocardio o riesgo de enfermedad cardiovascular.

¿Calcio natural o suplemento?3

La vitamina D es importante para la absorción del calcio

¿Cómo se elaboran este tipo de leches?

Para poder elaborar las leches enriquecidas con calcio tenemos dos formas:

  • Extraerlo de la leche, mediante evaporación, e incluírsela a otra.
  • Imitando, en un laboratorio, la fórmula del calcio y añadírselo. Esto sobre todo se hace para las bebidas vegetales.
¿Calcio natural o suplemento?4

Bebidas vegetales

Lo importante de todo esto, y que ya hemos hablado de ello en otras ocasiones, es saber leer bien las etiquetas de los productos. Con ello, tendremos conciencia de si estamos tomando toda la cantidad necesaria para nuestro cuerpo, o si tomamos suplementos sin razón alguna, solo por creer que nos estamos haciendo bien.

Leche ecológica, de pastoreo o de bienestar animal. ¿Sabes que son?

La leche es uno de los alimentos básicos en los hogares de todo el mundo, pero actualmente podemos encontrar diferentes tipos de certificaciones para clasificar el origen de la leche: leche ecológica y de pastoreo, ¿las conoces?

Además de los diferentes tipos de clasificaciones que existen, en relación a la leche, teniendo en cuenta el origen de la misma, los ingredientes vegetales, etc, encontramos otra dependiendo del cuidado del animal, su alimentación, bienestar y calidad de vida.

Por todo ello encontramos la leche de pastoreo o leche certificada en bienestar animal, o la leche ecológica. Seguro que a muchos todo esto nos suena un poco raro, por eso, vamos a ver cuales son las diferencias entre ellas.

Leche ecológica, de pastoreo o de bienestar animal. ¿Sabes que son?

¿Leche ecológica o leche de pastoreo?

 

La leche de producción ecológica lleva en los estantes de los supermercados más de 10 años, y puedes identificarla por el sello de agricultura ecológica de la UE en los envases. Esto nos asegura el origen y la calidad del producto.

Cada vez la sociedad está más preocupada por el bienestar animal de los animales en las granjas y explotaciones. Por este motivo aparecen estos tipos de leche donde se tiene en cuenta además de la calidad de vida de los animales, es su alimentación y los tratamientos veterinarios que reciben.

Leche ecológica, de pastoreo o de bienestar animal. ¿Sabes que son? 1

La calidad de vida de los animales, cada vez más importante.

La leche que se conoce como, de pastoreo, se rige porque los animales deben estar en libertad por lo menos 5 horas al día, y además estos animales son alimentados mediante piensos. Por el contrario, los animales de los que obtenemos la leche ecológica, se alimentan 100% de pastos, forrajes y piensos ecológicos en su totalidad, y deben estar en libertad todos los días.

¿Qué pasa con los tratamientos veterinarios? En el caso de la leche ecológica se prohíben totalmente los tratamientos hormonales para estimular la producción de leche, mientras que en el resto de las leches no hay especificaciones sobre este tema.

Leche ecológica, de pastoreo o de bienestar animal. ¿Sabes que son?3

La leche ecológica prohibe los tratamientos hormonales.

Los antibióticos también están prohibidos en las explotaciones certificadas como ecológicas, excepto en casos de tratamiento. Para eliminarlos, en caso de haber tenido que recurrir a ellos, se establece un periodo de cuarentena alto para asegurarse la presencia de los mismos en el animal.

Tanto las leches de pastoreo, como las ecológica supone una inversión para las explotaciones ganaderas. Estas deben introducirse en un proceso de reconversión y adaptación a las normativas con la consiguiente inversión económica.

Beber leche era cosa de Bárbaros

La leche siempre ha sido motivo de polémica, incluso en la Antigüedad. Mientras ahora nos debatimos si beber leche en la vejez, si comercializar la leche cruda etc, antes el beber leche estaba relacionado con la clase social, era de Bárbaros.

Hace unos cuantos años, tomar leche significaba ser un bárbaro, exactamente un miembro de una cultura inferior. Pero no solo ocurría esto con la leche, sino que pasaba lo mismo con la mantequilla, que era destinada para tratar las quemaduras, pero nunca como comida.

Beber leche era cosa de los Bárbaros2

Leche y mantequilla eran alimentos de las clases bajas

Pero todo esto tenía una explicación. Los habitantes del mediterráneo tenían otros alimentos grasos, como el aceite de oliva, que les hacían no depender de las grasas animales como las mantequilla. Y a esto debemos sumarle que en aquellas épocas no contaban con los sistemas de refrigeración que ahora, por lo que con su clima era complicado mantener en buen estado los lácteos. 

Por otro lado, los pueblos celtas llegaron a buscar territorios donde establecerse que fueran óptimos para mantener una buena explotación de ganado. La leche para los bárbaros era muy importante, tanto que si alguna de sus vacas u ovejas no daba leche era considerado como una gran catástrofe.

Beber leche era cosa de los Bárbaros4

Los celtas consumían leche de sus propios ganados

La leche, como bien hemos dicho era motivo de clasismo, pero ¿el queso? En la Grecia antigua no era equiparable lo que suponía el beber leche como el comer queso. Era consumido tanto por patricios, como por plebeyos y tenían una gran variedad de quesos.  El queso se tomaba principalmente en el desayuno y era perfecto si querías hacer un regalo.

Pero no solo en la Edad Antigua pasaba esto, muchos años después los irlandeses han sido burlados por sus vecinos ingleses, ya que consumían mucha mantequilla.

Beber leche era cosa de los Bárbaros1

Cleopatra en su baño de leche de burra

Pero siempre hay excepciones, por ejemplo China, que ha pasado de ser un país donde no se consumía prácticamente leche y ahora mismo es el tercer productos mundial. 

Y nosotros nos preguntamos, si Cleopatra se bañaba en leche, tampoco sería tan malo consumirla, ¿no?

¿Qué es el proceso de homogeneización?

La leche es, para muchos, el lácteo sin el que no podrían vivir. Es esencial para llevar una dieta sana, variada y equilibrada y aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. La leche sometida al proceso de homogeneización es cada vez más habitual.

España es uno de los países en los que más leche consumimos, exactamente el quinto. Hoy en día si observamos con detenimiento  las estanterías de los supermercados podemos ver como cada vez hay más lácteos elaborados con tecnologías diferentes a las que tradicionalmente conocemos.

La homogeneización es un proceso innovador con la que conseguimos evitar la perdida nutricional y conservar las características organolépticas de la leche.

¿Qué es la homogeneización?.

España es el 5º país que más leche consume

Tradicionalmente la leche que venimos consumiendo es pasteurizada. Este es un proceso químico que tiene como objetivo eliminar los patógenos para que el tiempo de vida útil de la misma, sea mayor. Sin embargo, mediante este proceso no se destruyen completamente los microorganismos y patógenos, por lo que sigue habiendo actividad microbiana y puede provocar fermentación.

La homogeneización podemos decir que es el proceso alternativo a la conocida pasteurización. Con ello conseguimos que los consumidores que demandan una leche más segura, natural y con las características nutritiva originarias, lo tengan al alcance.

¿Qué es la homogeneización?

Y os preguntareis, ¿cómo se realiza todo este proceso?

Se basa en la aplicación de altas presiones para provocar el colapso y la destrucción de las partículas de suspensión. Así conseguimos que se eliminen las células microbianas y además conseguimos que la leche tenga unas mejores características de coagulación, textura y cuerpo.

homogeneización

Por todas estas cualidades el proceso de homogeneización esta cada vez más presente en el tratamiento de la leche, con el objetivo de obtener lácteos de mayor calidad y con mayores valores nutricionales.

Seguro que todo esto te suena un poco a chino, pero seguro que la próxima vez que vayas al supermercado echarás un ojo al brik de leche y comprobarás si es pasteurizada u homogeneizada.

« Siguientes entradas

© 2019 Leche de Oveja

Tema por Anders NorenArriba ↑