Leche de Oveja

Todo lo que necesitas saber

Etiqueta: leche cruda

Nuevas tendencias en el consumo de lácteos

Las nuevas tendencias en el consumo de lácteos, a veces, nos llevan a elegir productos, para cuidar nuestra alimentación y nada más lejos de la realidad, ya que provocamos el efecto contrario.

¿Por qué consumir leche sin lactosa si no somos intolerantes a la lactosa? ¿Por qué dejar de consumir productos de origen animal?

La falta de información, nos lleva a tomar decisiones, que puede que no sean buenas para nosotros. El consumo de lácteos, va en función de cada persona, es decir, lo que para alguien es bueno, para otra persona no tiene porque serlo.

¿Consumes leche con o sin lactosa?

¿Consumes leche con o sin lactosa?

Por eso a la hora de elegir que productos lácteos consumir, debemos tener claro que:

“Los productos lácteos sin lactosa engordan menos , seguro que alguna vez habéis escuchado esta frase. Y quizás, habéis comprado leche sin lactosa, o algún producto lácteo.

Debéis saber que la lactosa es el azúcar de la leche, está compuesto por glucosa y galactosa; la leche sin lactosa es una opción para aquellas personas que tienen intolerancia o alergia a la lactosa.

Esto quiere decir, que la lactosa no determina que el producto tiene más o menos calorías, ya que esto se mide en la cantidad de grasa o azúcares añadidos.

No es recomendable cenar sólo un yogur

No es recomendable cenar sólo un yogur

“Es sano, cenar un yogur Esta afirmación tampoco es cierta, aunque los lácteos son productos muy completos, les faltan nutrientes importantes como por ejemplo la fibra dietética, los hidratos de carbono complejo o hierro entre otros.

Un error muy común en el consumo de lácteos, es pensar que lo yogures y los postres lácteos son lo mismo. Estos productos tienen valores nutricionales muy diferentes.

Entendemos postres lácteos a los flanes, natillas o arroz con leche, éstos no pasan por un proceso de fermentación y además tienen mayores valores de azúcares y grasas.

Postres lácteos

Postres lácteos

El consumo de estos productos no cuenta a la hora de cumplir las recomendaciones de consumo de lácteos; ya que se recomienda que sean de forma ocasional.

Actualmente, esta surgiendo nuevas tendencias de consumo, una de ellas la comercialización de leche cruda, la segunda las bebidas vegetales.

Recientemente ha sido regulada la comercialización de leche cruda, lo cual ha generado múltiples reacciones. La leche que compramos en el supermercado está tratada térmicamente, de esta manera se eliminan los microorganismos que pueden provocar problemas de salud.

Si consumes leche cruda, debes saber que:

  • Debe venderse antes de las primeras 24 horas de su ordeño.
  • Tiene una caducidad de 72 horas.
  • Se debe conservar en refrigeración, procurando que sea a menos de 4ºC
Bebidas vegetales

Bebidas vegetales

¿Qué tenemos que saber de las bebidas vegetales? Si optas por esta opción, tienes que saber que la calidad de los nutrientes que aportan las bebidas vegetales no siempre es la misma que la de los lácteos.Por eso, antes de llevar una bebida vegetal a la cesta de tu compra, fíjate en su composición, tabla nutricional e ingredientes.

Leche de oveja, de cabra o de vaca ¿Cuál prefieres?

El consumo de leche animal, cada vez es menor, un 30% menos desde el año 2000; provocado por el cambio en los hábitos de los consumidores y por la aparición en el mercado de bebidas vegetales. Aún así, hay quién elige tomar cada mañana, leche de oveja, de cabra o de vaca ¿cuál prefieres tú?

En nuestro desayuno diario, no falta un vaso de leche, bien con cacao o con café, casi siempre utilizamos leche de oveja; pero también disfrutamos de la de vaca o cabra.

Las diferencias nutricionales existentes entre ellas, hacen que cada una nos aporte minerales, vitaminas distintas a nuestro organismo. Hay que tener en cuenta que el 83% de los consumidores toman, habitualmente leche de vaca.

Leche de vaca

Leche de vaca

Ésta tiene una mayor concentración de omega 6, lo que la hace muy buena para protegernos del desarrollo de posibles afecciones cardiovasculares.

De los tres tipos de leche, la que más calcio contiene es la de oveja, en ella encontramos un 80% más de calcio que en la de vaca.

Pero no sólo esto, un vaso de leche de oveja, nos aporta sodio, magnesio, calcio, hierro, yodo y fósforo; además de las vitaminas, B9, B7, B3, A, C, D, E y K.

 El aporte nutricional de este tipo de leche, aún puede ser mejorado debido a la alimentación del animal. Según un estudio realizado por el Instituto de Ganadería de Montaña, es viable esta posibilidad introduciendo las microalgas en la alimentación de las ovejas.

Los expertos convencidos que mediante este cambio puede mejorarse la leche, consiguiendo que sea aún más saludable.

Leche de oveja

Leche de oveja

¿Qué pasa con la leche de cabra? Investigadores de la Universidad de Granada, nos aseguran que es un “alimento natural funcional” cuyo consumo debería potenciarse entre la población. Sobre todo, a aquellas personas con alergia, intolerancia a la leche de vaca, colesterol o anemia entre otros.

Para este último grupo de personas, es muy beneficioso, ya que aporta mayor disponibilidad de hierro, calcio, fósforo y magnesio, lo que nos ayuda a prevenir la anemia ferropénica y la desmineralización ósea.

La composición de la leche de cabra, es similar a la de la leche materna, lo que hace que se utilice como base para la elaboración de leches maternizadas.

Leche de cabra

Leche de cabra

El consumo de esta leche nos ayuda con el colesterol, ya que tiene entre un 30%, 40% menos que la de vaca. Además, tiene mayor concentración de omega 6; es decir, es la leche idónea para protegernos del desarrollo de posibles afecciones cardiovasculares.

Cada tipo de leche animal, aporta unos nutrientes y vitaminas buenos para nuestro organismo. ¿Cuál prefieres tú?

¿Por qué leche cruda? A favor, o en contra.

Desde hace aproximadamente un mes recibimos día tras día noticias en relación a la aprobación de la venta de leche cruda en Cataluña. ¿Por qué tanto revuelo?

La historia del consumo de leche cruda podemos decir que ha ido en círculos. Tras muchos años de consumición de la misma, hace treinta años se prohibió su venta porque ni el ganado, ni el proceso, ni el transporte aseguraban que esa leche estuviese bien tratada, con los consiguientes problemas de salud en la población. Y actualmente se vuelve a discutir sobre la aprobación o no de la venta directa de leche cruda.

¿Por qué leche cruda?

Leche cruda

Pero, ¿sabemos que es la leche cruda? Nos referimos a la que sale directamente de la ubre del animal, la que beben sus crías y que en el boom de volver a los alimentos tradicionales está en boca de todos. Este tipo de leche se ha bebido durante muchos años en los espacios rurales, seguro que tus abuelos lo han hecho, pero siempre, siempre se hervía antes de consumirla.

Debemos tener claro que la leche cruda cuenta con numerosas bacterias y microorganismos que se encuentran en el intestino de los animales. Nuestro cuerpo no esta preparado para digerir este tipo de bacterias y por ello al consumir leche cruda, directamente del animal, podemos contraer diferentes enfermedades.

¿Por qué leche cruda?

La leche cruda es la que sale directamente del animal

¿Por qué pasa esto? Porque la gran mayoría de personas que consumen leche cruda, allí donde su venta es legal, no la hierven antes de beberla, ¿que dirían tus antepasados? Seguro que no estaban muy de acuerdo. El proceso de hervir la leche de forma «casera» consigue eliminar la mayor parte de las bacterias, pero debes recordar que la vida útil de la leche es de 48 horas, por lo que pasado este tiempo tienes que deshacerte de ella, sino te podrá causar serios problemas de salud.

No es lo mismo usar la leche cruda para consumo directo que para la elaboración de productos lácteos como el queso o yogures. En las fábricas, se controlan con mayor seguridad los cambios de temperatura a los que debe someterse la leche para eliminar al 100% las bacterias y conseguir que sea apta para el consumo humano.

¿Por que leche cruda?

Proceso de ordeñar

Todos queremos llevar una vida más saludable y unirnos al movimiento «healthy», olvidarnos de los ultraprocesados y sentirnos mejor, pero hay que tener en cuenta la garantía para la salud, por eso, si bebes leche cruda, siempre tienes que hervirla. Y sobre todo, asegurarte de que el ganado del que proviene cuenta con todas las garantías sanitarias y en el transporte de la leche se han cumplido todos los requisitos de empaquetado y refrigeración.

La Nata (I): Definición y tratamientos

Durante mucho tiempo, la nata solo se utilizó para elaborar mantequilla pero, a partir del siglo XVII, empezó  a ser apreciada en la cocina, por su untuosidad y ligereza.  Siguiendo esta línea, a lo largo del siglo XX, la nata se ha ido convirtiendo en el ingrediente básico de algunas cocinas regionales formando parte de muchos de sus platos emblemáticos.

Seguir leyendo

© 2019 Leche de Oveja

Tema por Anders NorenArriba ↑