Leche de Oveja

Todo lo que necesitas saber

Etiqueta: intolerancia a la lactosa (página 2 de 3)

De los tipos de leche, ¿cuál es la mejor?

Cuando paseamos por los estantes de los supermercados encontramos diferentes tipos de leche: entera, desnatada, de crecimiento para los peques, etc. Pero, ¿cuál es la mejor para nosotros? 

Siempre ha habido debate en torno al consumo y beneficios de la leche, ya que existiendo en el mercado un abanico tan amplio, el consumidor directo tiene dudas. Llega un momento en el que no sabe cual la leche adecuada para él, o si es bueno tomarla todos los días o en etapas como la vejez.

¿Qué tipo de leche es la mejor? 2

¿Leche entera, semi o desnatadal?

¿Qué tipo de leche debo beber todos los días?

Tenemos que tener claro que la leche es un alimento básico para todas las edades. Gracias a su ingesta obtenemos un aporte completo de vitaminas y proteínas. En cuanto al tipo de leche, la entera es la adecuada, excepto para aquellas personas que, por determinados problemas con la salud, deban tomar otra de los diferentes tipos.

En caso de tener colesterol o estar a dieta, la leche entera es completamente apta, ya que el colesterol dietético que posee, nada tiene que ver con el colesterol en sangre.

¿Qué tipo de leche es la mejor? 2

Los niños de hasta 12 meses pueden beber leche de crecimiento

Pero, ¿y para los más pequeños? En el mercado encontramos leches de crecimiento, a las que se les ha reducido el contenido proteico. Las cantidad de proteínas que tiene la leche entera es demasiado elevada para ellos. Pero, hay que tener en cuenta que esta leche esta orientada para niños con más de doce meses. Incluso, a partir de tres años, hay expertos que afirmas que deben tomar leche entera.

Por último, tan de moda, nos encontramos con las leches vegetales. De ellas hemos hablado en otras ocasiones, y nosotros las denominamos como bebidas vegetales, ya que no cumplen con las cualidades básicas para poder denominarse leche.

¿Qué tipo de leche es la mejor?

Las bebidas vegetales tienen alto contenido en azúcar

Además, según declaraciones de Ana Moreno (Complejo Hospitalario de La Coruña), su aporte de proteínas es insuficiente y alguna de ellas tienen un alto contenido en azúcar.

Sin duda, pasear por el pasillo de los lácteos, en el supermercado, se convierte en toda una aventura debido a la gran variedad de tipos de leche que existen. ¿Cuál será lo próximo que nos encontremos?

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien?

En el transcurso de estos años la tendencia del consumo de leche ha ido disminuyendo poco a poco. ¿Lo curioso? Que el consumo de la leche sin lactosa no ha parado de crecer exponencialmente, exactamente un 27% frente a la bajada de un 4% del resto de las leches.

Si es cierto que cada vez es mayor el número de personas intolerantes a la lactosa, en torno al 30%.  Pero debemos preguntarnos una cosa, ¿todas las personas que la toman son intolerantes?

Son muchas las personas que toman este tipo de leche sin haber sido diagnosticados y todo porque tanto en prensa, redes sociales o televisión es publicitada como más ligera y digestiva. ¿Realmente es así?

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien? 1

La leche sin lactosa cada vez es más consumida.

Como en otras ocasiones, debemos dejar claro que la lactosa es un azúcar que existe en la leche.  Si eres intolerante a la lactosa, tu cuerpo no produce lactasa, que es la encargada de dividir la lactosa para que nuestro intestino la absorba correctamente.

Para la elaboración de este tipo de leche lo que se utilizan son levaduras que producen la enzima lactasa y que el cuerpo lo digiera sin problema. Por lo que realmente en vez de leche sin lactosa, deberíamos llamarla leche con lactasa.

¿Sabéis por donde vamos?

Si, hemos dicho antes que este tipo de leche la vemos como más ligera, pero en realidad los valores nutricionales son los mismos que la leche normal. Esto se debe a que para la elaboración de la leche sin lactosa no se le quita nada, sólo se le añade la lactasa.

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien? 3+

Y tú, ¿por qué motivo tomas leche sin lactosa?

La leche sin lactosa es más ligera y digestiva para las personas que realmente sufren de esta intolerancia. Si tu la estás consumiendo y no tiene este problema, estás haciendo algo contraproducente para tu cuerpo.

Cuando estás tomando este producto, lo que realmente estás haciendo es consumir lactasa, la misma que tu propio metabolismo produce. Esto va a ocasionar que en un tiempo tu cuerpo va a dejar de sintetizar la lactasa por si mismo, lo que puede llegar a provocar una verdadera intolerancia a la lactosa progresiva.

Es muy importante saber que estamos consumiendo y si realmente lo hacemos de forma adecuada. Las personas intolerantes a la lactosa deben tener un diagnóstico médico, por lo que si tienes cualquier tipo de síntoma, lo más adecuado es que acudas al doctor.

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien? 2

Siempre es necesario un diagnóstico médico.

Igualmente debes tener en cuenta que no todo el mundo tiene el mismo grado de intolerancia. Hay personas que con un simple vaso de leche empiezan a tener síntomas, y hay otras que pueden comer derivados como yogures, queso etc sin tener ningún efecto.

Sin duda, lo más importante es que si estás tomando leche sin lactosa (con lactasa) y no has sido diagnosticado, estás haciendo daño a tu cuerpo.

 

 

Beber leche era cosa de Bárbaros

La leche siempre ha sido motivo de polémica, incluso en la Antigüedad. Mientras ahora nos debatimos si beber leche en la vejez, si comercializar la leche cruda etc, antes el beber leche estaba relacionado con la clase social, era de Bárbaros.

Hace unos cuantos años, tomar leche significaba ser un bárbaro, exactamente un miembro de una cultura inferior. Pero no solo ocurría esto con la leche, sino que pasaba lo mismo con la mantequilla, que era destinada para tratar las quemaduras, pero nunca como comida.

Beber leche era cosa de los Bárbaros2

Leche y mantequilla eran alimentos de las clases bajas

Pero todo esto tenía una explicación. Los habitantes del mediterráneo tenían otros alimentos grasos, como el aceite de oliva, que les hacían no depender de las grasas animales como las mantequilla. Y a esto debemos sumarle que en aquellas épocas no contaban con los sistemas de refrigeración que ahora, por lo que con su clima era complicado mantener en buen estado los lácteos. 

Por otro lado, los pueblos celtas llegaron a buscar territorios donde establecerse que fueran óptimos para mantener una buena explotación de ganado. La leche para los bárbaros era muy importante, tanto que si alguna de sus vacas u ovejas no daba leche era considerado como una gran catástrofe.

Beber leche era cosa de los Bárbaros4

Los celtas consumían leche de sus propios ganados

La leche, como bien hemos dicho era motivo de clasismo, pero ¿el queso? En la Grecia antigua no era equiparable lo que suponía el beber leche como el comer queso. Era consumido tanto por patricios, como por plebeyos y tenían una gran variedad de quesos.  El queso se tomaba principalmente en el desayuno y era perfecto si querías hacer un regalo.

Pero no solo en la Edad Antigua pasaba esto, muchos años después los irlandeses han sido burlados por sus vecinos ingleses, ya que consumían mucha mantequilla.

Beber leche era cosa de los Bárbaros1

Cleopatra en su baño de leche de burra

Pero siempre hay excepciones, por ejemplo China, que ha pasado de ser un país donde no se consumía prácticamente leche y ahora mismo es el tercer productos mundial. 

Y nosotros nos preguntamos, si Cleopatra se bañaba en leche, tampoco sería tan malo consumirla, ¿no?

Las bebidas vegetales, ¿que son realmente?

Café con leche, cereales con leche… España es un país de consumir lácteos y hasta hace muy poco la leche entera o de vaca era la favorita, pero hoy en día la tendencia es otra, las bebidas vegetales.

Aunque son muchos los detractores de que en la edad adulta se siga consumiendo leche, esta claro que somos un país donde nos gustan los lácteos, además de ser un alimento fundamental en la dieta.

En todos los hogares la reina de las leches siempre ha sido la de vaca y oveja, pero desde hace un tiempo hasta hoy, en los mercados han empezado a ocupar los mejores lugares las leches vegetales. El consumo de leche de vaca ha disminuido un 30%, algo muy significativo teniendo en cuenta el modelo de consumo que habíamos tenido hasta el momento.

Las bebidas vegetales, ¿que son realmente?

Variedad de bebidas vegetales

El movimiento healthy empieza a cobrar protagonismo y esta dejando de lado el tradicional consumo de leche de vaca y oveja en todos los hogares. Pero, ¿sabemos realmente lo que estamos consumiendo?

A la hora de comprar algunos de estos productos es muy importante que nos fijemos en su etiquetado y en “como nos lo venden”. Este tipo de bebidas no pueden salir al mercado como leche tal cual, sino que deben estar correctamente etiquetadas como “bebida vegetal a base de…”

Las bebidas vegetales, ¿que son realmente?

Diferentes bebidas vegetales

Si no eres una persona intolerante a la proteína de la vaca, te recomendamos que continúes consumiendo tu leche habitual, como hasta ahora. Por el contrario, si no toleras la proteína puedes recurrir a este tipo de bebidas, pero debes tener en cuenta que su composición suele ser en torno a un 12% del ingrediente principal, y el resto son agua, azúcar y aditivos.

La bebida de soja tiene un contenido proteico similar al de la leche de vaca, pero con grasas insaturadas. Esto quiere decir, que para poder compararla con la de vaca, debe estar enriquecida con calcio y vitamina D.

Las bebidas vegetales, ¿que son realmente?

Bebida de coco

Por otro lado, la de almendra es la única que puede venderse como leche, pero su contenido de proteínas es muy bajo y contiene una gran cantidad de azúcar. ¿Y la de coco? Es una de las más consumidas en la actualidad, pero podemos decir que básicamente es agua con azúcares por lo que tiene pocas proteínas y pocas grasas.

La mayoría de los expertos recomiendan utilizar este tipo de bebidas como un complemento extra al consumo habitual de leche, a no ser que tengan alguna patología o sea vegetariano.

Desmontamos 9 mitos sobre la leche

Muchos son los mitos que habrás oído acerca de la leche y su consumo, quizás incluso más de uno puede haber salido de tu boca en algún momento. Pero, ¿es cierto todo lo que creemos sobre este lácteo? Hoy desmontamos 9 mitos sobre la leche.

1. La leche pierde propiedades tras su procesamiento.

En cualquier central lechera lo que realmente se realiza es calentar la materia prima para así poder eliminar cualquier tipo de contaminación microbiológica que pudiese tener. Además a través de este proceso, conseguimos que la duración del producto sea mucho mayor. Es así como obtenemos las diferentes variedades de leche: entera, semidesnatada o desnatada, según el tiempo de calentamiento al que haya sido sometida.

2. Los adultos no deberían consumir leche

En numerosas ocasiones hemos escuchado que solo deberíamos consumir leche en la infancia. Pero esto no es así, la leche contiene los nutrientes necesarios para formar parte de una dieta equilibrada en una persona adulta. Además aporta vitaminas e hidratos de carbono, sin olvidarnos del calcio, fósforo, zinc, sodio y potasio. 

3. ¿Leche sin lactosa? Mucho mejor

No es una afirmación falsa, pero si es cierto que la leche sin lactosa y todos sus derivados lácteos son buenos para todas aquellas personas que sufren intolerancia. Si por tu parte no tienes ningún problema y toleras la proteína de la leche deberías seguir tomando leche corriente.

9 mitos sobre la leche

Leches vegetales

4. Las bebidas vegetales son una mejor opción

Bebidas como la de soja, avena o coco son cada vez más consumidas en la sociedad por las personas intolerantes a la lactosa o por aquellas que creen que son más sanas.  Pero debemos tener en cuenta que las bebidas vegetales no tienen el mismo valor nutricional que la leche por lo que su consumo no nos aporta la misma cantidad de nutrientes.

5. El colesterol se ve afectado por el consumo de leche

Está demostrado que la leche no hace que se eleve el colesterol de las personas que la consumen de forma regular. Las grasas trans naturales que contienen los lácteos no perjudican la salud ni elevan el riesgo cardiovascular. Si sufres problemas de hipercolesterolemia dispones de leches con menos cantidad de grasas, como la semi o la desnatada.

6. Contienen antibióticos

Si has oído esta afirmación alguna vez, no debes darle ningún crédito. Está totalmente prohibido por ley que la leche tenga antibióticos, al igual que la medicación de los animales para fomentar su crecimiento.

9 mitos sobre la lactosa

Intolerancia a la lactosa

7. Si consumo mucha leche puedo tener alergias o intolerancias

Es muy importante saber distinguir entre alergias e intolerancias, ya que no son lo mismo. Las alergias son transitorias y se manifiestan por una alergia a la proteína de la vaca/oveja. Por otro lado, la intolerancia es a la lactosa de la leche, ya que el cuerpo no reabsorbe las enzimas como es habitual. La intolerancia a la lactosa afecta actualmente en torno al 30% de la población.

8. Puedo mantener un buen nivel de calcio sin consumir leche

Podemos decir que es una verdad, a medias. El calcio es un aporte necesario en nuestra dieta y es imposible cubrir la necesidad de nuestro cuerpo sin tomar leche y sus derivados como el queso o el yogurt.

9. Tiene azúcar

De las nueve afirmaciones que hemos visto, es la única verdadera. Pero no te alarmes, la leche tiene azúcar natural, nada de añadidos. El azúcar natural de la propia leche se presenta en forma de lo que conocemos como lactosa y a no ser que seas intolerante, es necesario el aporte que hace a nuestro cuerpo.

« Siguientes entradas Recientes entradas »

© 2019 Leche de Oveja

Tema por Anders NorenArriba ↑