La intolerancia a la lactosa puede aparecer tanto en el momento del nacimiento, como en la infancia cuando introducimos la leche en la dieta, como en nuestra etapa adulta.

Seguir leyendo