Leche de Oveja

Todo lo que necesitas saber

Etiqueta: grasas saturadas

Leche entera o desnatada, ¿cuál es más saludable?

Leche entera, semidesnatada y desnatada, son los tres tipos de leche que podemos encontrar en la actualidad en el mercado, disponibles para el consumo en nuestro país.

¿Qué diferencia hay entre ellas? ¿Cuál es la más saludable?

La proporción de grasa que incorpora es lo que las diferencia, debemos distinguir que:

  • La leche entera tiene un contenido de grasa mínimo de 3,5 gramos en 100 gramos de producto
  • La leche desnatada aportará un máximo de 0,5 gramos en cada 100 gramos de producto.
  • Y la leche desnatada tendrá un contenido de grasa entre 1,5 y 1,8 en 100 gramos de producto.
Leche ¿entera o desnatada?

Leche ¿entera o desnatada?

Como ya hemos mencionado en otra ocasiones, es uno de los alimentos más frecuentes en los hogares españoles, uno de los más completos. Es fuente de proteínas, grasa, lactosa, minerales (destacan el calcio y el yodo) y vitaminas (del tipo A, E y sobre todo D)

¿Qué diferencias encontramos entre la leche entera y la desnatada?  Ambas mantienen el mismo porcentaje de proteínas, calcio y azúcares. Pero la leche desnatada, al tener menor porcentaje de grasas, las vitaminas A, D y E al disueltas en los lípidos también se pierden.

Tendemos a pensar que es más beneficiosa para la salud la leche desnatada ya que es baja en grasa, y esto ayudará a mantener el peso. Pero esto no es del todo cierto, ya que según varias investigaciones realizadas, la leche y los lácteos con toda la grasa, podrían contribuir a mejorar ciertas enfermedades.

¿Cuáles son los lácteos más beneficiosos para la salud?

¿Cuáles son los lácteos más beneficiosos para la salud?

Y es que no todas las grasas son perjudiciales, aunque durante muchos años éstas han sido el enemigo de la salud. Por ello, es necesario que entendamos que nuestro cuerpo necesita cierto aporte de grasas para su funcionamiento.

Existen dos tipos de grasas, y es aquí donde debemos elegir de manera correcta. Las grasas saludables, poliinsaturadas y monoinsaturadas y las grasas nocivas (saturadas)

Si reemplazamos el 5% del consumo de grasas saturadas por monoinsaturadas o poliinsatauradas, puede conllevar a una reducción de aproximadamente el 13% y 27% en la mortalidad.

Grasas monoinsaturadas

Grasas monoinsaturadas

Sabiendo esto, ¿qué pasa con la leche entera? En los últimos años la evidencia científica ha señalado la posibilidad de que ésta sea más saludable que la leche desnatada.

Se han demostrado vínculos positivos entre la leche entera, y otros lácteos no bajos en grasa, con la pérdida de peso o la diabetes.

Las grasas en los alimentos

Los hábitos de los consumidores están cambiando, cada día es mayor el número de personas que vemos en los supermercados leyendo las etiquetas de los productos, las grasas en los alimentos que consumimos es una de esas preocupaciones.

Éstas no tienen buena fama, pero debemos saber que constituyen uno de los nutrientes que aportan energía a nuestro organismo y que son una parte importante en nuestra dieta diaria.

Las grasas en los alimentos provienen de dos fuentes diferentes, la grasa visible, es la que añadimos a los alimentos para condimentarlos, como por ejemplo ensaladas, verduras o pan. También es grasa visible, la que encontramos alrededor de la carne o la piel del pollo.

Grasas visibles en los alimentos

Grasas visibles en los alimentos

La grasa invisible, es la que está contenida de manera natural dentro de los alimentos, o se añade durante el proceso de elaboración, como ocurre en la bollería o aperitivos.

Hay muchos tipos de grasas, si hablamos de ellas desde el punto químico, son compuestos orgánicos formados por carbono, hidrógeno y oxígeno. La función principal de Las grasas en los alimentos es energética, ya que proporciona 9 kilocalorías por gramo de grasa consumida.

Las grasas en los alimentos se componen por moléculas de triglicéridos, que a su vez formados por los ácidos grasos, éstas se clasifican en función de la presencia de dobles enlaces en su molécula, donde distinguimos tres tipos de grasas: 

Grasas Saturadas, podemos encontrarlas en alimentos de origen animal como carnes, embutidos, leche y sus derivados. Son varias las ocasiones que os hemos hablado de los beneficios de la leche de oveja.

Las grasas en la leche de oveja

Las grasas en la leche de oveja

El 84% de la leche de oveja es agua, podríamos decir que tiene tres componentes: grasa, hidratos de carbono y proteínas. Si la comparamos que la leche de vaca o cabra, la de oveja tiene un 6% más de grasa, también es la que más proteína tiene con un 5,29% y los hidratos de carbono que contiene un 4,7%

Grasas insaturadas,  que encontramos en alimentos de origen vegetal como los aceites vegetales, en frutos secos y semillas. Dentro de éstas podemos diferenciar las grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas, omega 3 y omega 6.

Grasas trans

Grasas trans

Grasas trans, son grasas insaturadas que se forman en el procesado industrial de algunos alimentos, que se conoce como hidrogenación, durante el que se cambia la configuración y pasan de grasas insaturadas a grasas saturadas. Éstas son las que están en los alimentos fritos, snacks, comidas preparadas.

Es muy importante, tener en cuenta Las grasas de los alimentos que consumimos, saber qué tipo de grasas contiene, cuánta cantidad, son necesarias para nuestro organismo.

© 2020 Leche de Oveja

Tema por Anders NorenArriba ↑