Leche de Oveja

Todo lo que necesitas saber

Etiqueta: gestión agro ganadera (página 2 de 3)

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien?

En el transcurso de estos años la tendencia del consumo de leche ha ido disminuyendo poco a poco. ¿Lo curioso? Que el consumo de la leche sin lactosa no ha parado de crecer exponencialmente, exactamente un 27% frente a la bajada de un 4% del resto de las leches.

Si es cierto que cada vez es mayor el número de personas intolerantes a la lactosa, en torno al 30%.  Pero debemos preguntarnos una cosa, ¿todas las personas que la toman son intolerantes?

Son muchas las personas que toman este tipo de leche sin haber sido diagnosticados y todo porque tanto en prensa, redes sociales o televisión es publicitada como más ligera y digestiva. ¿Realmente es así?

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien? 1

La leche sin lactosa cada vez es más consumida.

Como en otras ocasiones, debemos dejar claro que la lactosa es un azúcar que existe en la leche.  Si eres intolerante a la lactosa, tu cuerpo no produce lactasa, que es la encargada de dividir la lactosa para que nuestro intestino la absorba correctamente.

Para la elaboración de este tipo de leche lo que se utilizan son levaduras que producen la enzima lactasa y que el cuerpo lo digiera sin problema. Por lo que realmente en vez de leche sin lactosa, deberíamos llamarla leche con lactasa.

¿Sabéis por donde vamos?

Si, hemos dicho antes que este tipo de leche la vemos como más ligera, pero en realidad los valores nutricionales son los mismos que la leche normal. Esto se debe a que para la elaboración de la leche sin lactosa no se le quita nada, sólo se le añade la lactasa.

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien? 3+

Y tú, ¿por qué motivo tomas leche sin lactosa?

La leche sin lactosa es más ligera y digestiva para las personas que realmente sufren de esta intolerancia. Si tu la estás consumiendo y no tiene este problema, estás haciendo algo contraproducente para tu cuerpo.

Cuando estás tomando este producto, lo que realmente estás haciendo es consumir lactasa, la misma que tu propio metabolismo produce. Esto va a ocasionar que en un tiempo tu cuerpo va a dejar de sintetizar la lactasa por si mismo, lo que puede llegar a provocar una verdadera intolerancia a la lactosa progresiva.

Es muy importante saber que estamos consumiendo y si realmente lo hacemos de forma adecuada. Las personas intolerantes a la lactosa deben tener un diagnóstico médico, por lo que si tienes cualquier tipo de síntoma, lo más adecuado es que acudas al doctor.

¿Bebes leche sin lactosa? ¿Lo haces bien? 2

Siempre es necesario un diagnóstico médico.

Igualmente debes tener en cuenta que no todo el mundo tiene el mismo grado de intolerancia. Hay personas que con un simple vaso de leche empiezan a tener síntomas, y hay otras que pueden comer derivados como yogures, queso etc sin tener ningún efecto.

Sin duda, lo más importante es que si estás tomando leche sin lactosa (con lactasa) y no has sido diagnosticado, estás haciendo daño a tu cuerpo.

 

 

La Oveja Castellana, ¿cuánto conoces de ella?

Son muchas las razas de ovejas que habitan en la península ibérica, pero la raza Castellana es una de las más abundantes, y por cercanía, nos toca hablar de ella.

Esta raza de oveja siempre ha ocupado las zonas llanas de la meseta norte, donde se ubicaban los cultivos de cereal y las zonas de rastrojo.

La oveja castellana se describe como eumétrica, mesolínea y de perfil recto, aunque encontramos diferencias dependiendo de su área de explotación.

La Oveja Castellana, ¿cuánto conoces de ella?

Oveja Castellana

¿Cómo podemos distinguirlas físicamente?

Su cabeza es de tamaño medio, alargada y si nos fijamos veremos que está algo aplanada lateralmente. Su piel en esta parte del cuerpo es fina y no encontraremos lana.  Sus orejas son de tamaño pequeño y sus labios finos. En las hembras es raro que veamos la aparición de cuernos, es algo más particular en los machos.

Su tronco es profundo y bien proporcionado, con la cruz poco destacada con pecho y lomo anchos. Su cola es estrecha y muy larga, incluso puede llegar a tocar el suelo.

El Vellón. Su lana es densa y cerrada, y se extiende por el tronco, la cola y la parte alta de las extremidades. Por el contrario no encontraremos lana en las bragadas, las mamas, aunque de forma irregular podemos observar poca cantidad en el vientre.

La Oveja Castellana, ¿cuánto conoces de ella? 1

Leche, carne y lana. Lo que la oveja nos da.

Esta raza de oveja, como su nombre indica, se extiende en la mayor parte en la zona de Castilla y León, pudiéndose encontrar de dos colores, blancas y negras.

En cuanto a la forma de explotación de la oveja castellana, debemos tener en cuenta que esta raza no soporta encierros muy largos, por lo que no encontraremos ganaderías intensivas.

La Oveja Castellana, ¿cuánto conoces de ella?

¿Cuál es el objetivo de este tipo de rebaños?

Los rebaños de raza castellana pueden tener como objetivo la carne, leche y lana. La producción de carne es la más importante, dentro de todas ellas. Pero en las ganaderías de ordeño, la leche juega un papel importante, pero siempre estacional, ya que dependiendo de la época del año en que nos encontramos, influyen en la producción de leche.

La leche de oveja de encuentra bajo la Denominación de Origen “Queso Zamorano”, desde 1993, con la cual se elaboran quesos de leche pura de oveja castellana o churra.

 

¿Por qué leche cruda? A favor, o en contra.

Desde hace aproximadamente un mes recibimos día tras día noticias en relación a la aprobación de la venta de leche cruda en Cataluña. ¿Por qué tanto revuelo?

La historia del consumo de leche cruda podemos decir que ha ido en círculos. Tras muchos años de consumición de la misma, hace treinta años se prohibió su venta porque ni el ganado, ni el proceso, ni el transporte aseguraban que esa leche estuviese bien tratada, con los consiguientes problemas de salud en la población. Y actualmente se vuelve a discutir sobre la aprobación o no de la venta directa de leche cruda.

¿Por qué leche cruda?

Leche cruda

Pero, ¿sabemos que es la leche cruda? Nos referimos a la que sale directamente de la ubre del animal, la que beben sus crías y que en el boom de volver a los alimentos tradicionales está en boca de todos. Este tipo de leche se ha bebido durante muchos años en los espacios rurales, seguro que tus abuelos lo han hecho, pero siempre, siempre se hervía antes de consumirla.

Debemos tener claro que la leche cruda cuenta con numerosas bacterias y microorganismos que se encuentran en el intestino de los animales. Nuestro cuerpo no esta preparado para digerir este tipo de bacterias y por ello al consumir leche cruda, directamente del animal, podemos contraer diferentes enfermedades.

¿Por qué leche cruda?

La leche cruda es la que sale directamente del animal

¿Por qué pasa esto? Porque la gran mayoría de personas que consumen leche cruda, allí donde su venta es legal, no la hierven antes de beberla, ¿que dirían tus antepasados? Seguro que no estaban muy de acuerdo. El proceso de hervir la leche de forma «casera» consigue eliminar la mayor parte de las bacterias, pero debes recordar que la vida útil de la leche es de 48 horas, por lo que pasado este tiempo tienes que deshacerte de ella, sino te podrá causar serios problemas de salud.

No es lo mismo usar la leche cruda para consumo directo que para la elaboración de productos lácteos como el queso o yogures. En las fábricas, se controlan con mayor seguridad los cambios de temperatura a los que debe someterse la leche para eliminar al 100% las bacterias y conseguir que sea apta para el consumo humano.

¿Por que leche cruda?

Proceso de ordeñar

Todos queremos llevar una vida más saludable y unirnos al movimiento «healthy», olvidarnos de los ultraprocesados y sentirnos mejor, pero hay que tener en cuenta la garantía para la salud, por eso, si bebes leche cruda, siempre tienes que hervirla. Y sobre todo, asegurarte de que el ganado del que proviene cuenta con todas las garantías sanitarias y en el transporte de la leche se han cumplido todos los requisitos de empaquetado y refrigeración.

¿Qué es el proceso de homogeneización?

La leche es, para muchos, el lácteo sin el que no podrían vivir. Es esencial para llevar una dieta sana, variada y equilibrada y aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. La leche sometida al proceso de homogeneización es cada vez más habitual.

España es uno de los países en los que más leche consumimos, exactamente el quinto. Hoy en día si observamos con detenimiento  las estanterías de los supermercados podemos ver como cada vez hay más lácteos elaborados con tecnologías diferentes a las que tradicionalmente conocemos.

La homogeneización es un proceso innovador con la que conseguimos evitar la perdida nutricional y conservar las características organolépticas de la leche.

¿Qué es la homogeneización?.

España es el 5º país que más leche consume

Tradicionalmente la leche que venimos consumiendo es pasteurizada. Este es un proceso químico que tiene como objetivo eliminar los patógenos para que el tiempo de vida útil de la misma, sea mayor. Sin embargo, mediante este proceso no se destruyen completamente los microorganismos y patógenos, por lo que sigue habiendo actividad microbiana y puede provocar fermentación.

La homogeneización podemos decir que es el proceso alternativo a la conocida pasteurización. Con ello conseguimos que los consumidores que demandan una leche más segura, natural y con las características nutritiva originarias, lo tengan al alcance.

¿Qué es la homogeneización?

Y os preguntareis, ¿cómo se realiza todo este proceso?

Se basa en la aplicación de altas presiones para provocar el colapso y la destrucción de las partículas de suspensión. Así conseguimos que se eliminen las células microbianas y además conseguimos que la leche tenga unas mejores características de coagulación, textura y cuerpo.

homogeneización

Por todas estas cualidades el proceso de homogeneización esta cada vez más presente en el tratamiento de la leche, con el objetivo de obtener lácteos de mayor calidad y con mayores valores nutricionales.

Seguro que todo esto te suena un poco a chino, pero seguro que la próxima vez que vayas al supermercado echarás un ojo al brik de leche y comprobarás si es pasteurizada u homogeneizada.

Desmontamos 9 mitos sobre la leche

Muchos son los mitos que habrás oído acerca de la leche y su consumo, quizás incluso más de uno puede haber salido de tu boca en algún momento. Pero, ¿es cierto todo lo que creemos sobre este lácteo? Hoy desmontamos 9 mitos sobre la leche.

1. La leche pierde propiedades tras su procesamiento.

En cualquier central lechera lo que realmente se realiza es calentar la materia prima para así poder eliminar cualquier tipo de contaminación microbiológica que pudiese tener. Además a través de este proceso, conseguimos que la duración del producto sea mucho mayor. Es así como obtenemos las diferentes variedades de leche: entera, semidesnatada o desnatada, según el tiempo de calentamiento al que haya sido sometida.

2. Los adultos no deberían consumir leche

En numerosas ocasiones hemos escuchado que solo deberíamos consumir leche en la infancia. Pero esto no es así, la leche contiene los nutrientes necesarios para formar parte de una dieta equilibrada en una persona adulta. Además aporta vitaminas e hidratos de carbono, sin olvidarnos del calcio, fósforo, zinc, sodio y potasio. 

3. ¿Leche sin lactosa? Mucho mejor

No es una afirmación falsa, pero si es cierto que la leche sin lactosa y todos sus derivados lácteos son buenos para todas aquellas personas que sufren intolerancia. Si por tu parte no tienes ningún problema y toleras la proteína de la leche deberías seguir tomando leche corriente.

9 mitos sobre la leche

Leches vegetales

4. Las bebidas vegetales son una mejor opción

Bebidas como la de soja, avena o coco son cada vez más consumidas en la sociedad por las personas intolerantes a la lactosa o por aquellas que creen que son más sanas.  Pero debemos tener en cuenta que las bebidas vegetales no tienen el mismo valor nutricional que la leche por lo que su consumo no nos aporta la misma cantidad de nutrientes.

5. El colesterol se ve afectado por el consumo de leche

Está demostrado que la leche no hace que se eleve el colesterol de las personas que la consumen de forma regular. Las grasas trans naturales que contienen los lácteos no perjudican la salud ni elevan el riesgo cardiovascular. Si sufres problemas de hipercolesterolemia dispones de leches con menos cantidad de grasas, como la semi o la desnatada.

6. Contienen antibióticos

Si has oído esta afirmación alguna vez, no debes darle ningún crédito. Está totalmente prohibido por ley que la leche tenga antibióticos, al igual que la medicación de los animales para fomentar su crecimiento.

9 mitos sobre la lactosa

Intolerancia a la lactosa

7. Si consumo mucha leche puedo tener alergias o intolerancias

Es muy importante saber distinguir entre alergias e intolerancias, ya que no son lo mismo. Las alergias son transitorias y se manifiestan por una alergia a la proteína de la vaca/oveja. Por otro lado, la intolerancia es a la lactosa de la leche, ya que el cuerpo no reabsorbe las enzimas como es habitual. La intolerancia a la lactosa afecta actualmente en torno al 30% de la población.

8. Puedo mantener un buen nivel de calcio sin consumir leche

Podemos decir que es una verdad, a medias. El calcio es un aporte necesario en nuestra dieta y es imposible cubrir la necesidad de nuestro cuerpo sin tomar leche y sus derivados como el queso o el yogurt.

9. Tiene azúcar

De las nueve afirmaciones que hemos visto, es la única verdadera. Pero no te alarmes, la leche tiene azúcar natural, nada de añadidos. El azúcar natural de la propia leche se presenta en forma de lo que conocemos como lactosa y a no ser que seas intolerante, es necesario el aporte que hace a nuestro cuerpo.

« Siguientes entradas Recientes entradas »

© 2019 Leche de Oveja

Tema por Anders NorenArriba ↑