Los síntomas y las causas de la intolerancia y la alergia a la lactosa son diferentes, por lo que hay que diferenciarlos para poder tomar las medidas y tratamientos adecuados.

Seguir leyendo