Entendemos por intolerancia a la lactosa la incapacidad parcial o total de digerir la misma, es decir, de digerir el azúcar de la leche debido a la falta en nuestro aparato digestivo de una enzima, la lactasa. Aunque el termino intolerancia a la lactosa es el más utilizado también se conoce como intolerancia a la leche, deficiencia de lactasa o deficiencia de disacaridasa.

Seguir leyendo