El envejecimiento es un proceso universal e ineludible, ninguno de nosotros podemos evitarlo y además es irreversible. Nos produce diferentes cambios a nivel de composición corporal y también en la funcionalidad de los órganos. Por eso es importante la dieta que llevemos y hoy queremos hablaros de los lácteos en la vejez.

El proceso de envejecimiento nos provoca diferentes cambios, reduce la masa magra de los órganos, perdemos masa ósea y agua corporal total, y aumenta el tejido graso.

A esto añadimos una pérdida de apetito que puede ocasionar alteraciones digestivas o incluso perdida de los sentidos, como por ejemplo pérdida parcial del gusto o el olfato.

Cambios físico por el envejecimiento

Cambio físico por el envejecimiento

Como hemos dicho al inicio del artículo que el envejecimiento es ineludible, pero si podemos realizarlo de manera activa, es importante realizar ejercicio físico. Esta actividad nos ayuda a mantenernos y sentirnos mejor, además de ayudarnos a prevenir problemas de salud.

Eso sí, el ejercicio que realicemos tenemos que adaptarlo a la condición física que tengamos; de esta manera mantenemos la resistencia, el fortalecimiento, equilibrio y flexibilidad.

El ejercicio físico debe ir acompañado de una dieta equilibrada, la alimentación es muy importante, ya que una alimentación saludable es fuente de salud al contrario pasa si ésta es incorrecta.

Dentro de una adecuada alimentación tenemos que tener en cuenta la calidad de los productos, que éstos sean los adecuados y además la cantidad que ingerimos de cada uno de ellos.

Entre los diferentes alimentos que debemos tomar se encuentran los lácteos, éstos aportan muchos beneficios a nuestra salud durante toda nuestra vida.

Pirámide consumo productos lácteos en la vejez

Pirámide consumo productos lácteos en la vejez

¿Qué nos aportan los lácteos en la vejez?

Los lácteos contribuyen a conseguir una dieta equilibrada debido a la riqueza y variedad de sus componentes nutricionales. Son múltiples las características de la leche y los productos lácteos. Los beneficios que aporta el consumo de lácteos en la vejez son:

  • Mantenimiento de los huesos en condiciones normales, gracias al calcio y la vitamina D que nos aporta. Los lácteos son los reyes del calcio, siempre teniendo en cuenta la cantidad que ingerimos para que éste esté en los niveles adecuados.
  • Ayuda al mantenimiento de la presión arterial a través del potasio, que es necesario para el buen funcionamiento del organismo.
  • Ayuda a mantener niveles normales de colesterol en sangre por el aporte de ácido linoleico.
  • Mejora el descanso, ya que un aminoácido, triptófano provoca el efecto relajante, ayuda a conciliar el sueño y que éste sea más reparador.
  • Algunas variedades de Queso y el yogur que tengan bajos niveles de lactosa ayudan a aumentar la actividad lactásica.
  • A lo largo de la vida, es importante el cuidado de la alimentación, así como realizar ejercicio físico; pero debemos tener en cuenta que debemos ser más cuidadosos con el paso de los años.

¿Conocíais estos beneficios del consumo de lácteos en la vejez?

Fuente: http://www.lacteosinsustituibles.es/

Resumen
Título
Los lácteos en la vejez
Descripción
El envejecimiento es un proceso universal e ineludible, ninguno de nosotros podemos evitarlo y además es irreversible. Nos produce diferentes cambios a nivel de composición corporal y también en la funcionalidad de los órganos, importante la dieta que llevemos, por ello hoy vamos hablar de los lácteos en la vejez
Autor