Las tecnologías, cada vez más avanzadas, llegan a cualquier lugar que nos imaginemos, incluso a las ganaderías. Si, las ganaderías 3.0 son una realidad, ¿quieres ver de que tratan?

Alguna vez hablando con los pastores, ganaderos y maestros queseros ha salido el tema de “que poca leche están dando las ovejas”, “ahora están en época de parir” y alguno que otro lamento más por no saber cuanta producción de leche iba a salir en esa semana.

Ovejas con corderos

Pero sus problemas se han acabado, porque José Antonio Requejo, ha ideado un sistema para una mejor gestión, reproducción y genética del ganado ovino. Para poder implantar el sistema la oveja debe ingerir un bolo rumial que se alojará en el segundo estómago del animal.

El objetivo de este chip es que cada vez que la oveja pase por un arco lector, se envíe una gran cantidad de información acerca del mismo. Con ello, en las ganaderías 3.0 podremos conocer la cantidad de leche que ha dado la oveja, cuantas veces ha parido, sus crías e incluso si han sido buenas productoras.

Las ganaderías 3.0, ¡ya están aquí!2

La alimentación de las ovejas, de lo más importante.

La alimentación es un punto muy importante que con este sistema podemos mantener controlado. Las ovejas principalmente se alimentan del campo, pero hay momentos en que se tiene que complementar para conseguir un estado óptimo de la oveja para que pueda dar leche con más facilidad. Este sistema nos dirá como actuar para que la alimentación sea lo más completa.

Sin duda, la tecnología ha llegado para mejorar las condiciones de conocimiento de los animales y las ganaderías 3.0 ya están aquí. Pero no podemos olvidarnos de un punto muy importante y que un chip no nos va a decir, y es el conocimiento de la oveja como se hacía antes. Hay que saber cuidar y tratar a los animales de modo tradicional, pero adaptándose a las nuevas tecnologías.

Mundo rural

José Antonio Requejo es un innovador que de momento ha implantado su sistema en una ganadería de Extremadura, con muy buenos resultado. Conocer un poco más a las ovejas, sus rendimientos y poder darles un mejor cuidado y atención es posible con este sistema. Y por supuesto podemos ver que la tecnología y el mundo rural pueden funcionar en sintonía.