Son muchas las razas de ovejas que habitan en la península ibérica, pero la raza Castellana es una de las más abundantes, y por cercanía, nos toca hablar de ella.

Esta raza de oveja siempre ha ocupado las zonas llanas de la meseta norte, donde se ubicaban los cultivos de cereal y las zonas de rastrojo.

La oveja castellana se describe como eumétrica, mesolínea y de perfil recto, aunque encontramos diferencias dependiendo de su área de explotación.

La Oveja Castellana, ¿cuánto conoces de ella?

Oveja Castellana

¿Cómo podemos distinguirlas físicamente?

Su cabeza es de tamaño medio, alargada y si nos fijamos veremos que está algo aplanada lateralmente. Su piel en esta parte del cuerpo es fina y no encontraremos lana.  Sus orejas son de tamaño pequeño y sus labios finos. En las hembras es raro que veamos la aparición de cuernos, es algo más particular en los machos.

Su tronco es profundo y bien proporcionado, con la cruz poco destacada con pecho y lomo anchos. Su cola es estrecha y muy larga, incluso puede llegar a tocar el suelo.

El Vellón. Su lana es densa y cerrada, y se extiende por el tronco, la cola y la parte alta de las extremidades. Por el contrario no encontraremos lana en las bragadas, las mamas, aunque de forma irregular podemos observar poca cantidad en el vientre.

La Oveja Castellana, ¿cuánto conoces de ella? 1

Leche, carne y lana. Lo que la oveja nos da.

Esta raza de oveja, como su nombre indica, se extiende en la mayor parte en la zona de Castilla y León, pudiéndose encontrar de dos colores, blancas y negras.

En cuanto a la forma de explotación de la oveja castellana, debemos tener en cuenta que esta raza no soporta encierros muy largos, por lo que no encontraremos ganaderías intensivas.

La Oveja Castellana, ¿cuánto conoces de ella?

¿Cuál es el objetivo de este tipo de rebaños?

Los rebaños de raza castellana pueden tener como objetivo la carne, leche y lana. La producción de carne es la más importante, dentro de todas ellas. Pero en las ganaderías de ordeño, la leche juega un papel importante, pero siempre estacional, ya que dependiendo de la época del año en que nos encontramos, influyen en la producción de leche.

La leche de oveja de encuentra bajo la Denominación de Origen “Queso Zamorano”, desde 1993, con la cual se elaboran quesos de leche pura de oveja castellana o churra.