La leche y los productos lácteos son uno de los principales grupos de alimentación en la salud infantil.  Su ingesta diaria es clave en el desarrollo y crecimiento de los más pequeños, ya que son ricos en calcio y vitaminas. Cabe recordar que el calcio es fundamental para desarrollar unos huesos fuertes y sanos. Si los niños y adolescentes no tienen cubiertas las necesidades de calcio en las etapas de crecimiento, no lograrán compensar ese deficit más tarde.

Lo ideal es que los pequeños de la casa consuman tres raciones de lácteos (leche, yogur, queso,…) para obtener los nutrientes necesarios. Difícilmente se pueden cubrir estas necesidades sin incluir los lácteos en el desayuno, además de estar presentes en el resto de comidas diarias. Los lácteos deben aportar aproximadamente la cuarta parte de las proteínas y las tres cuartas partes del calcio y fósforo necesarios para la mineralización del hueso y de los dientes.

Queso para la dieta de los niños

Pero no sólo son necesarios los lácteos para la ingesta necesaria de calcio sino que tienen otros muchos beneficios:

  • Mejoran la forma física durante la edad adulta

Los niños que regularmente toman leche estarán en mejor forma durante la edad adulta. Esto se extiende con todos los productos lácteos, y se comprobó que los adultos que más alimentos de este tipo habían consumido cuando eran pequeños eran aquellos que tenían mejor forma física. También disminuye la posibilidad de quebrarse algún hueso o de sufrir osteoporosis en la vejez.

  • Evitan problemas dentales

Sí, como lo oyes: la leche, incluso la que lleva chocolate, puede prevenir a los niños de enfermedades en los dientes como las caries, así como también problemas en las encías. Si lo que queremos es evitar el dentista y que los dientes definitivos salgan con mucha fuerza, no dudes en darle a tu pequeño leche.

  • Ayudan a dormir mejor

Son ricos en carbohidratos como la lactosa, que proporciona al organismo el 60 por ciento del total de energía que una buena dieta debería proporcionar.

  • Fortalecen los músculos

Contribuyen a aumentar la masa muscular: Los lácteos en todas sus variedades impiden que se degraden las proteínas de los músculos, por lo que fortalecen la masa muscular.

  • Disminuyen los problemas cardiovasculares

La ingesta continua de lácteos ayuda a mejorar el metabolismo de los lípidos que entran en el organismo, sobre todo grasas animales que están muy presentes en la dieta. De esta manera fortalece al sistema frente a otras enfermedades como hipertensión arterial e hipercolesterolemia y, a su vez, disminuye el riesgo de sufrir infartos u otras enfermedades cardiovasculares.

  • Controlan el peso

El calcio de la leche y todas sus variantes puede controlar las grasas corporales y, al mismo tiempo, ayuda a mantener el peso.  La gran variedad de productos lácteos que permiten incluirse en dietas variadas, proporcionan un perfecto equilibrio nutricional.

¿Aún dudas en los beneficios de los lácteos para los más pequeños? 😉

Resumen
Título
Beneficios de los lácteos en la salud infantil
Descripción
La leche y los productos lácteos son uno de los principales grupos de alimentación en la salud infantil.  Su ingesta diaria es clave en el desarrollo y crecimiento de los más pequeños, ya que son ricos en calcio y vitaminas.
Autor