Los productos lácteos son una buena herramienta para cubrir las necesidades energéticas, nutricionales y de hidratación para las personas que practican deporte, ya sea de fondo o de fuerza, ya que aportan proteínas, hidratos de carbono, calcio y vitaminas. Por lo tanto, son un complemento importante en la dieta de cualquier deportista, además de aportar los siguientes beneficios al organismo:

  • Hidratación

Actualmente se están realizando algunas investigaciones que demuestran que la leche es muy útil como bebida durante y después del ejercicio ya que permite mantener unos niveles de hidratación adecuados gracias a los electrolitos, partículas minerales indispensables para mantener esta hidratación en nuestro organismo. Además, la leche contiene proteínas y grasas de digestión lenta, lo que permite que el organismo los absorba de forma constante y prolongada en el tiempo, evitando la dilución de la sangre y la pérdida a través de la orina de estos líquidos. Normalmente, la pérdida de fluidos se produce durante el ejercicio mediante el sudor, ya que es superior a la ingesta de líquidos, por ello es muy importante la rehidratación.

Productos lácteos

Productos lácteos

  • Aumento de la resistencia

Los productos lácteos contienen azúcares, grasas y proteínas, los cuales provocan un aumento de la resistencia muscular en los deportistas. Los azúcares incrementan las reservas energéticas, las grasas aumentan la resistencia en los ejercicios más intensos y las proteínas incrementan la captación de azúcares.

  • Incremento de la masa muscular y pérdida de grasa

Es el principal objetivo de todas las personas que practican deporte. Para conseguir aumentar la masa muscular los deportistas se alimentan de dietas ricas en proteínas, indispensables para la síntesis de fibras musculares, por lo que los productos lácteos son muy importantes en este tipo de dietas. Además, se ha observado que el consumo de leche, unido al deporte regular favorece la pérdida de grasa y peso.

  • Disminución de daños musculares

Durante la práctica deportiva pueden producirse lesiones musculares, aunque se ha observado que el consumo de lácteos puede atenuar esas lesiones limitando los efectos del daño muscular contribuyendo a la síntesis de nuevas fibras musculares.

Deporte

Practicar deporte habitualmente beneficia la salud

  • Recuperación tras el ejercicio

Además de la deshidratación, hay otros efectos producidos por la práctica deportiva:

 – Descenso de los niveles de glucógeno: Al practicar deporte, se consume glucógeno muscular (azúcar), por lo que es necesario reponerlo tomando una cantidad mayor de hidratos de carbono, los cuales están presentes en gran cantidad en los productos lácteos, entre ellos la lactosa.

 – Rotura de fibras musculares: Los lácteos contienen proteínas que proporcionan los aminoácidos necesarios para la síntesis de las fibras musculares. Es importante, tras el ejercicio, el aporte de  proteínas de digestión rápida, que estimulan la síntesis proteica en el músculo, y proteínas de digestión lenta, que reducen el proceso de la degradación proteica en el músculo. Ambos tipos de proteínas pueden encontrarse en la leche.

Por último, también son importantes para la recuperación muscular las sales minerales, presentes en los productos lácteos.

Vía: Lácteos insustituibles.

Jesús Cruz es Socio Fundador, Administrador y Director de Gestión Agro Ganadera S.L., operador Lechero con más de 20 años de experiencia en el sector del ovino en Castilla y León. Presidente de la Denominación de Origen Queso Zamorano desde 2010.
Resumen
Título
Los lácteos y el deporte
Descripción
Los productos lácteos son una buena herramienta para cubrir las necesidades energéticas, nutricionales y de hidratación para las personas que practican deporte.
Autor