Los síntomas y las causas de la intolerancia y la alergia a la lactosa son diferentes, por lo que hay que diferenciarlos para poder tomar las medidas y tratamientos adecuados.

¿Qué tipos de intolerancia a la lactosa pueden existir?

Intolerancia congénita:  Es extremadamente rara en nuestro país, ya que ocurre en muy pocas ocasiones. Se produce debido a una mutación en el gen de la lactasa, la cual queda inactiva, lo que provoca la retirada inmediatamente de la ingesta de la misma. Ocurre en los bebes, que experimentan diarrea con la primera toma de la leche materna. Esta intolerancia permanece toda la vida.

sin-lactosa

Sin lactosa

Intolerancia primaria: Esta intolerancia se produce por una pérdida progresiva de la producción de lactasa lo que produce una pérdida paralela de la capacidad de digerir productos con lactosa. Es progresiva, permanente y genética, ya que suele aparecer en ciertos grupos étnicos. La ingesta de productos con lactosa cada vez les sienta peor a los afectados y tienen más síntomas.

Intolerancia secundaria o adquirida: Este tipo es el único que es transitorio y reversible. Se produce por un daño intestinal temporal producido por una gastroenteritis, quimioterapia, …

¿Qué es la alergia a la leche?

Una persona que es alérgica a la leche reacciona contra la proteina de la leche. En cambio un intolerante reacciona contra el azúcar presente en la misma.

alergia a la lactosa

Diagnóstico

Las alergias son producidas por una respuesta inmunológica alterada a ciertos alimentos, mientras que en una intolerancia no interviene el sistema inmunológico, sino que suele ser por una alteración en la digestión o metabolismo de los alimentos.

Las manifestaciones más frecuentes son las cutáneas como picores, urticaria, edemas,.. aunque también pueden aparecer otros síntomas como los digestivos produciendo dolor abdominal, vómitos, diarrea ocasional o dificultad al tragar. Aunque estos síntomas son menos frecuentes, también pueden aparecer los respiratorios como la rinitis o el asma.

La mayoría de estas alergias se producen de forma temporal y con un pronostico positivo en los niños ya que más del 70% de los diagnosticados en el primer año adquiere tolerancia a lo largo de los tres años. Solamente persiste un 10% de los casos iniciales a partir de los diez años, por lo que la alergia es muy poco frecuente en adultos.

Jesús Cruz es Socio Fundador, Administrador y Director de Gestión Agro Ganadera S.L., operador Lechero con más de 20 años de experiencia en el sector del ovino en Castilla y León. Presidente de la Denominación de Origen Queso Zamorano desde 2010.
Resumen
Título
Intolerancia a la lactosa (III)
Descripción
Los síntomas y las causas de la intolerancia y la alergia a la lactosa son diferentes, por lo que hay que diferenciarlos para poder tomar las medidas y tratamientos adecuados.
Autor