La leche en polvo tiene importantes beneficios,  no sólo para el transporte y almacenamiento, sino para tu salud.

Cuando se deshidrata, la leche disminuye su peso en un 80%, y además puede almacenarse durante mucho más tiempo. Esto provoca que sus costes de almacenamiento y transporte disminuyan, puesto que tiene un menor volumen.

Por lo tanto, en lugares donde no se dispone de una refrigeración adecuada, es un alimento que podríamos considerar esencial, en 1980 la leche importada seca fue un competidor muy importante en los países en desarrollo.

El hecho de que nos permita almacenarla durante mucho tiempo no es exclusivo de los almacenes o fábricas industriales, sino que es usada frecuentemente por excursionistas, viajeros, pueblos cazadores, nómadas, agricultores de montaña, escaladores e incluso militares, puesto que una persona puede transportar fácilmente mucha cantidad de alimento, no siendo necesario que esté refrigerado.

Leche en polvo almacenada para su distribución

Leche en polvo almacenada para su distribución

Esto es debido a que el bajo contenido en agua impide a los microorganismos crecer y desarrollarse. Además, antes de su conversión a polvo, la leche es tratada con procedimientos térmicos que destruyen aquellos microorganismos que pudieran alterar la leche. En este proceso también se desactiva la enzima “lipasa”, que es la que degrada las grasas de la leche.

La leche líquida suele durar una semana abierta, y en cuanto se abre su envase, empieza a perder propiedades. Sin embargo la leche en polvo no, hasta que se le mezcla agua, mantiene todas sus propiedades.

Uno de los mayores beneficios de la leche en polvo es que cuando se añade agua para convertirla en leche líquida tiene similares características a la leche de la que se ha obtenido, y si se toma en estado sólido, se obtiene una mayor cantidad de calcio que si se hubiera tomado en forma líquida, por lo tanto esto es muy recomendable para los niños y las mujeres, puesto que con un vaso de leche en polvo se obtiene 8 veces más calcio que con un vaso de leche líquida. Esto es debido a que se ha separado del agua, por lo tanto en ella se obtienen más calcio y más proteínas.

La facilidad para digerirla es superior a la de la leche líquida original, y tiene un tercio de su peso en proteínas, por lo tanto es muy recomendada para tomar frente a grandes esfuerzos que requieran un gran aporte nutritivo.

Si además necesitamos una mayor cantidad de nutrientes, se puede aumentar la dosis para el vaso de agua y tomar un vaso de leche aún más concentrado.

El calcio es bueno para los huesos

El calcio es bueno para los huesos

Tiene también una elevada cantidad de potasio, que ayuda a obtener una buena circulación, a la vez que permite a los nervios transmitir las órdenes a los músculos (lo que ayuda a evitar los temidos calambres musculares).

Es rica en fósforo, por lo tanto recomendado no sólo para deportistas sino para cualquier persona que desee aumentar su resistencia física y mejorar las funciones biológicas cerebrales.

Proporciona las mismas vitaminas que la leche líquida, pudiendo obtener las mismas dosis.

Proporciona una elevada cantidad de vitamina B2 (riboflavina), que es recomendable para mejorar el insomnio, el estrés y la salud ocular.

En la leche en polvo se incluye también Vitamina B5 (ácido pantoténico), otro reductor del estrés y que además reduce el exceso de colesterol.

En abundancia está también presente la vitamina B7 (biotina) que mejora la salud de la piel, cabello y uñas, además de ser un regulador de los niveles de azúcar en sangre (por lo tanto recomendable para diabéticos)

¿Conocías los beneficios y utilidades de la leche en polvo?

Jesús Cruz es Socio Fundador, Administrador y Director de Gestión Agro Ganadera S.L., operador Lechero con más de 20 años de experiencia en el sector del ovino en Castilla y León. Presidente de la Denominación de Origen Queso Zamorano desde 2010.
Resumen
Beneficios de la leche en polvo
Título
Beneficios de la leche en polvo
Descripción
Hoy os vamos a hablar acerca de los importantes beneficios de la leche en polvo, no sólo para el transporte y almacenamiento, sino para tu salud.